jueves, 30 de mayo de 2013

MUÑECA CON TIRITA


Erase una vez, una buena maestra que cuando era pequeñita tuvo otra buena maestra.

Un día cuando era muy pequeña se hizo daño y le echaron puntos. Su querida maestra (de esas que dejan huella) le regaló una muñeca para paliar de alguna forma el mal rato que había pasado la pobrecita.

Transcurridos unos cuantos años, aquella niñita se hizo mayor y también quiso ser maestra. Otro día una alumna suya se hizo pupita y,  rememorando su propia experiencia, quiso hacer lo mismo por esa niña que se portó como una campeona....

Felicidades! esta historia nos ha conmovido tanto que hemos querido compartirla junto con la muñeca de la tirita.

Nos conmueve ver que haya gente que se implique y se preocupe tanto por nuestros hijos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Gracias por tus comentarios"